jueves, 31 de mayo de 2012


Soy un padre, no un delincuente.
Bajo esta premisa, que engloba el carácter de la protesta, se manifestaron el pasado día veintiuno de noviembre en Madrid, padres, madres y representantes de asociaciones por  la custodia compartida y en contra de las denuncias falsas y el Síndrome de Alineación Parental.
Cansados de la falta de soluciones por parte del Gobierno y la justicia, cientos de padres y madres decidieron el pasado fin de semana concentrarse en la Plaza del Callao de Madrid, a las doce de la mañana, para exponer de una manera pacifica y sin incidentes, su rechazo a la ley del divorcio actual y las condiciones a las que tienen que someterse los padres divorciados con hijos.
Esta es una de las formulas que están utilizando para que las condiciones actuales que regulan el divorcio, se cambien. Aunque no se consiguen cambios, ni modificaciones legales satisfactorias para estos padres.
Su petición es que les dejen ser y actuar como padres, algo que con los regímenes de visitas y la asignación de la manutención no pueden hacer.


Estos padres y madres reivindican un derecho de igualdad para con los hijos, el fin de las trabas legales con los acuerdos de separación o divorcio, colaboración de los jueces y fiscales en estos procesos, mayor concienciación social y cambios legales que afecten a todas las autonomías por igual. Todo esto se reflejaba en sus lemas y pancartas con llamadas como: -¡Custodia compartida, YA!, - Yo también vivo en Guantánamo, o – Jueces y Fiscales me dais casa y comida pero me quitáis a mi papá.-
Sus argumentos sobre lo perjudicial para los menores de la custodia exclusiva están basados en diversos estudios como; la aprobación de la custodia compartida en la sociedad española, que dice que un 83% dan respuesta afirmativa (según la encuesta Gallup de 2005). Además de estudios comparativos sobre el bienestar del menor en regímenes de custodia monoparental y compartida, donde se señalan conclusiones favorables para la custodia compartida.

En palabras del coordinador de la manifestación, Francisco Zugasti Agüí, presidente de la Asociación Projusticia que convocaba esta protesta juntos con muchas otras asociaciones, dijo que El objetivo de esta manifestación es conseguir cambios legislativos, ser iguales ante la ley, que no se les quite en las separaciones y divorcios la custodia a las padres, y en pequeño porcentaje a madres y puedan disfrutar de sus hijos.
Añadía que solo piden "ser padres" es decir ejercer como tal, con todas sus responsabilidades, no solo pasar una pensión. Por otro lado aportó el dato de que hay estudios que reflejan el fracaso de hijos de padres separados y custodia monoparental. Fracaso en sentido escolar, personal, profesional..., ya que se les priva de una parte importante en la educación y relaciones afectivas, y todo ello les perjudica.
Asimismo aseveró que no se soluciona esta situación por que no conviene dado que el divorcio o separación es un negocio, y tampoco se obligan a las partes a llegar a un acuerdo. Los abogados no plantean soluciones y no hay amparo en ningún resquicio legal.
Igualmente y para aclarar el estado en los juzgados, habla de la Ley del Divorcio del año 81 impulsada por el ministro de justicia de UCD, Francisco Fernández Ordóñez, en la que se contempla que la patria potestad pase a uno de los cónyuges, y el cambio de esta ley en los años 90 y posteriores, donde se refleja la opción de la custodia compartida. Esto, según dijo, es totalmente desconocido por algunos magistrados. Concluyo su declaración diciendo que desde su asociación luchan de forma continua, con reuniones con ministros, intervenciones en TV, y presiones sobre todo hacia al gobierno, pero no consiguen un cambio.

Esta concentración terminó en la Plaza de Oriente dos horas mas tarde de su comienzo. La estimación de los asistentes fue de unas quinientas personas aproximadamente y esta marcha tuvo un desarrollo pacifico, aunque un ambiente reivindicativo y de demanda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario