sábado, 17 de noviembre de 2012

Llueve...

 
 
 
 
Se oye la lluvia caer a través de la ventana. Lluvia intensa, con gotas grandes que calan lo que tocan.
Pienso en las notas de un piano, cada vez que llueve. Canción natural que arruya los sentidos, los adormece, despierta sueños encerrados en lo más profundo del subconsciente.
Sueños arropados por el olor a tierra mojada, a hierba fresca que se cuela por la ventana. La ventana por la que miro para ver caer el aguacero.
 
Se limpia la cuidad a su paso, algo que se nota cuando sale el sol. Se hace un cielo limpio de esas nubes que lo asfixiaban y comprimian. Como un corsé.
Es un hecho: la tierra se ducha y oxígena, así elimina los desechos del hombre. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario