miércoles, 29 de enero de 2014

Sed Felices

"La felicidad es interior. no
exterior; por lo tanto, no
depende de lo que tenemos,
si no de lo que somos".
Henry Van Dyke.

Un día me dijeron que somos y existimos para ser felices.
Que nuestro tiempo debería estar repleto de momentos, sentimientos, actitudes, etc que nos hicieran felices.
 
Pero, ¿Qué es ser feliz?

Es una forma de vivir y de sentir. Aunque, ¿sólo hay un tipo de felicidad?, ¿varios?.
Hay tantos como personas somos, puesto que la felicidad es relativa en cuanto a forma y fondo.
Se adapta a cada uno de nosotros.
Resulta incoherente que el más universal de los sentimientos sea algo tan relativo, que depende de cada ser humano. Y que le da la forma que considera más efectiva, ajustada a cánones predefinidos.
 
Es lo más buscado.

¿En qué encontramos la felicidad? en todo aquello que nos hace crecer, madurar, sentirnos bien, nos aporta tranquilidad y la falsa esperanza de que todo irá bien. Tumbarnos al sol una mañana de primavera escuchando el viento, una cerveza en una terraza con amigos, una confidencia entre enamorados en una habitación vacía... felicidades comprimidas y sintetizadas que formarán parte de la memoria. Formas distintas de encontrar la felicidad que son efímeras, pero que pueden repetirse en bucle, con personas diferentes, en sitios diferentes, mas con el mismo resultado.  
Por lo que sabemos cómo ser felices, lo que nos hace felices.
 
¿Somos felices? difícil pregunta con respuesta indeterminada. Para saberlo tenemos que entender qué es ser feliz, asumirlo, vivirlo y llevarlo dentro. Sólo así podremos imbuirnos de esto. Emborracharnos y que la resaca dure eternamente.
 
Quizá la felicidad no haya que buscarla, solo entenderla...

Sed Felices...

No hay comentarios:

Publicar un comentario