viernes, 19 de agosto de 2016

En mis ojos.

Me encantaría que te vieras como yo te veo.
Que detrás de toda esa seguridad, lo que hay es soledad y falta de cariño.

Que te dieras cuenta que detrás de:
-Estoy en mi mejor momento, nena-
Tus ojos me cuentan que sólo necesitas un abrazo y un beso.

Me encantaría que el sexo no fuera por conveniencia, obediencia o convención.
Sino por deseo y amor.
Que os desnudasteis al cerrar la puerta por mucho más que por el alcohol.

Me encantaría que te dieras cuenta,
como yo,
de que te niegas la felicidad por miedo.
Miedo a arriesgar y perder.
Y no ves que así lo que no conseguirás es ganar.

Me encantaría que te deshicieras de esa pose,
tan poco acertada, tan falsa, tan esperpéntica,
 y que fueras tú mismo,
que mostraras ese ser extraordinario que llevas dentro de ti.
Y que casi nadie conoce.

El mismo que llora y ríe conmigo.
El que se enfada, se calma, se divierte.
El que juega y me deja ganar, a veces.
Todo tú.

Me encantaría que la vida te brindara todo lo que te mereces,
aunque pienses que esas cosas les pasan a otros.

Que te apasione lo que emprendas,
porque la vida sin pasión no merece ser vivida.

De todo esto me encantaría convencerte,
Y que te vieras como yo te veo.


2 comentarios:

  1. ¡Precioso,Raquel! Como todo lo que últimamente sale de tu mano y el lapicerito.Tierno,cercano,próximo siempre al interior del otro.Y llega,¿sabes?,no te imaginas cuánto.Porque es como el relato de los "días diarios".Donde otros habrían hecho un texto de "auto ayuda" tú hiciste un precioso Poema.Un beso.Ketty

    ResponderEliminar
  2. Me alegra ver que sigues escribiendo.

    Laura ;)

    ResponderEliminar