sábado, 26 de noviembre de 2016

Domingo


Imagen Google


Me desperté con tu beso y tus manos juguetonas,
buscando el piel con piel. 

Era todavía temprano.
Una luz trémula de invierno empezaba a despuntar
en el cielo.
Y buscaste mi abrazo y mi cuerpo.

Se me escapó una sonrisa,
y se me cayó un beso en tu hombro.

Me rebelé en tu pelo y me rendí en tus ojos,
para terminar en tu boca.

Y te saliste con la tuya...y con la mía,
como siempre.

Se nos pasaron las horas entre las sábanas amándonos.
Y la luz trémula se convirtió en luz de mediodía,
sin importarnos.

1 comentario:

  1. Raquelita,Tu sabes lo que has hecho POETA?Has hecho pura sensualidad,"el amor entre Versos".Pura Poesía, emocionado sentido. Princesa,sigue...

    ResponderEliminar