miércoles, 24 de mayo de 2017

Nuestra Historia




Hace diez años que no te escribo, mi niña,
y has cambiado tanto...

Te recuerdo inocente, pareciendo mayor,
haciendo como que lo eras.
Siempre constante, tenaz, alegre... dispuesta a comerte el mundo.

Con tu moño mal hecho o tu pelo largo
sin peinar demasiado.
Descalza por la casa, con tu camiseta ancha.
Te recuerdo despreocupada, 
pensando que lo tenias todo controlado
y llenando tu pequeño mundo de ti,
de tu encanto.

Siempre soñadora. Siempre trabajando.

Pero la vida te ha ido marcando,
mi niña,
a fuego, con palos y piedras.
Y sé que has llorado,
que tu risa se apagó,
que tu mundo se cayó a pedazos.

Sé que tu historia -nuestra historia-
se torno en tristeza y amargura.

Pero mi niña, descubriste la belleza de la vida.
La importancia de lo esencial, lo pequeño, lo grato.

Estoy muy orgullosa de ti mi niña.
Te veo crecer con  cada decisión,
madurar...
Y aun así guardas esa esencia tuya, tan tuya...

Por que yo soy tú y tú eres yo.

Que tú escribiste nuestra historia
y yo recojo tu testigo, mi niña.

Volveré a escribirte para contarte como nos ha ido.
Para que sepas como termina nuestra historia.

3 comentarios:

  1. Me encanta este diálogo,o mejor correspondencia con esa tu niña,la niña que eres.Respira dulzura,tanto amor por ella...Os reunís en una historia de vida, irrepetible, intransferible.Me encanta porque es totalmente auténtico,abres los brazos y los ojos y solo te diriges a esa quien eres,a esa quien no dejaste de ser nunca...la niña encantadora que escribe Su Historia y siempre rie. me gusta muchísimo.

    ResponderEliminar
  2. Si recorres el tiempo para atrás y ves la vida de unos cuantos años antes, reflejas esas vivencias hechas con encanto, con deleite, diría que con amor, me encanta leerte por que pones el corazón en lo que escribes y transmites esa dulzura que posees a raudales, sigue así mi querida "peque", deleitanos con el encanto de tus poesías, yo procurare comentarte lo que leo y siento, pero por favor, no dejes nunca de ser tu, me faltaría ese algo que siento al leerte y no sería el mismo.

    ResponderEliminar
  3. Si recorres el tiempo para atrás y ves la vida de unos cuantos años antes, reflejas esas vivencias hechas con encanto, con deleite, diría que con amor, me encanta leerte por que pones el corazón en lo que escribes y transmites esa dulzura que posees a raudales, sigue así mi querida "peque", deleitanos con el encanto de tus poesías, yo procurare comentarte lo que leo y siento, pero por favor, no dejes nunca de ser tu, me faltaría ese algo que siento al leerte y no sería el mismo.

    ResponderEliminar